Cómo arreglar una persiana atascada paso a paso

Las persianas son un elemento de casa que sufre desgaste con el uso y el paso del tiempo. Hoy te explicamos los pasos para saber cómo arreglar una persiana atascada.

Cómo arreglar una persiana atascada


Las persianas de las ventanas de nuestras casas suelen estropearse y, en la mayoría de casos, hay que recurrir a persianistas profesionales para revisar su funcionamiento y hacer los arreglos necesarios.

¿Cuáles son las causas más comunes de averías en persianas?

  • Se ha roto la cinta de la persiana.
  • Alguna de las lamas está rota o atascada y necesita sustitución.
  • Se ha roto el recogedor de la persiana.
  • Hay algún problema con los soportes del eje de la persiana.

¿Por dónde empezamos a arreglar la persiana? Materiales necesarios


Si has llegado hasta aquí, probablemente tengas una persiana rota en la vivienda donde resides. Para saber cómo proceder, hay que observar los fallos de la persiana y comprar el repuesto que se necesita para cada caso.

  • Si la cinta se ha salido de su eje, basta con abrir la caja y colocar la cinta bien.
  • Por otro lado, si hay problemas de fricción del eje, el problema podría solucionarse engrasando el mecanismo.
  • Si el soporte del eje está roto, habrá que cambiarlo. Y lo mismo ocurre con los flejes; si alguno se parte y se ladea, puede afectar al funcionamiento de la persiana.
  • También es posible que la persiana baje sola; en este caso puede que la pestaña que debe retener la cinta esté en mal estado.
Una opción radical a la hora de arreglar las persianas puede ser automatizarlas. Tienes dos formas posibles: con un motor tubular en el eje o mediante un motor de cinta.
Instalando persianas eléctricas podrás programar la subida o bajada por horas del día o, con el sensor apropiado, que se abran o cierren automáticamente según la intensidad de luz recibida por el sol.

A continuación te mostramos los pasos necesarios para arreglar una persiana según el tipo de avería que tenga. Y, ya sabes: lo más seguro y cómodo es contar con la ayuda de profesionales cualificados, como un manitas o persianista.

En Cronoshare puedes pedir presupuesto para reparar tu persiana y hasta 4 manitas te contactan para ofrecerte un presupuesto sin compromiso, de forma gratuita.

Los materiales que necesitamos para reparar la persiana los puedes conseguir en una ferretería o almacén de materiales de construcción. En muchas ocasiones los dependientes te podrán asesorar, pero ten en cuenta que si te repara la persiana un profesional no tendrás que preocuparte de nada.

materiales y herramientas Materiales y herramientas para arreglar una persiana
Flexómetro (metro) - Tenazas - Atornillador eléctrico o manual - Tijera - Cuchilla - Destornillador de estrella - Destornillador plano - Topes de persiana - Cinta nueva - Embellecedor - Recogedor de la cinta - Pasacintas.

En realidad, los materiales y herramientas necesarios dependerán del tipo de avería que se desea solucionar. Esto puede aplicarse también al nivel de dificultad de la reparación.

Dificultad
dificultad Media. Depende de la avería.

¿Necesitas la ayuda de un persianista?
PIDE PRESUPUESTOS GRATIS

Volver al principio

Pasos previos: Cómo desmontar la persiana

  1. Primero has de quitar la tapa del cajón de la persiana. La tapa estará sujeta a la pared, probablemente atornillada o con juntas de estanqueidad.
  2. Retira las cintas antiguas (flejes de sujeción) de la última lama al eje de metal de la persiana.
  3. Limpia la persiana. Limpia cada lama de polvo o suciedad acumulada.
  4. Desmonta el recogedor de la persiana con un destornillador. Guarda los tornillos.
  5. Suelta la cinta del punto de anclaje.
  6. Saca toda la cinta de la persiana tirando desde el eje (parte de arriba del eje).
  7. Comprueba con un nivel la posición del eje. Si está desnivelado puede ocasionar un fallo al enrollar la persiana.
  8. Saca el eje del cajón de la persiana y límpialo.
  9. Coloca unos nuevos soportes con rodamiento. Atorníllalos en el mismo lugar que los antiguos, para no perder el nivel del eje.

1. Sustituir una lama rota

¿Has localizado una lama estropeada en tu persiana? Antes de nada, es imprescindible que adquieras una pieza lo más parecida posible a la que está deteriorada, del mismo material y anchura.
  1. Desatornilla la caja para poder sacar la persiana.
  2. Despliega la persiana y retira con cuidado las lamas que están por debajo de la pieza estropeada.
  3. Retira la lama deteriorada y cámbiala por la nueva. Comprueba que quede bien recta y nivelada.
  4. Recoge la persiana e introdúcela de nuevo en su carril.
  5. Cierra la caja.
Si estás dudando entre poner lamas de aluminio o PVC, lo cierto es que cada una tiene unas propiedades.
  • Las lamas de persiana de aluminio térmico tienen estas características: su peso es menor, tienen una mayor durabilidad y son opacas al 100%, pero tienen un mayor precio y transmiten más la temperatura del exterior.

  • Por otra parte, las lamas de persianas de PVC tienen estas características: su peso es mayor, tienen una menor durabilidad y pueden no ser opacas al 100%, pero son más baratas y transmiten menos la temperatura del exterior.

2. Cómo instalar una cinta nueva de persiana

Para cambiar la cinta de la persiana puedes seguir los siguientes pasos:
  1. Quita la tapa del tambor y fija la cinta en la parte superior del mecanismo de recogida.
  2. Suelta la cinta por la parte de abajo y saca la persiana por la parte de arriba.
  3. Extrae la cinta vieja. Asegúrate bien de que la persiana está sujeta para evitar accidentes.
  4. Engancha la nueva cinta introduciento las lengüetas de metal en las ranuras del eje. Enrolla la cinta en el eje.
  5. Comprueba que la persiana sube y baja perfectamente.
  6. Monta la tapa del cajón de la persiana.
¿Cuánta cinta necesitas para la persiana? Mide desde el soporte superior hasta la base inferior del cajetín del recogecintas y multiplica por cuatro.
¿Necesitas la ayuda de un persianista?
PIDE PRESUPUESTOS GRATIS

Volver al principio

3. Cómo instalar un recogedor de cinta nuevo

  1. Mete la cinta de la persiana por el pasacintas del recogedor. No olvides que antes debes haber pasado la cinta por el embellecedor.
  2. Debes doblar unos centímetros el extremo de la cinta. Después haz una pequeña incisión en el centro con unas tijeras.
  3. A continuación, retrae la polea del recogedor varias vueltas, hasta que notes que ofrece resistencia. Cuidado: sujétala bien para que no se suelte y te pueda lastimar los dedos.
  4. Pon el extremo de la cinta en el punto de sujeción a la polea. Verás una muesca metálica o un tornillo.
  5. Ahora, suelta con cuidado la polea y deja que se enrolle la cinta algunas vueltas.
  6. Coloca el recogedor en su cajetín. Luego coloca el embellecedor encima y atorníllalo a la pared.
  7. Para terminar coloca la tapa del cajón de la persiana. Por último, comprueba que la persiana sube y baja correctamente.
Consejo: Aprovecha la misma reparación para cambiar o sustituir los elementos que más deteriorados puedan estar, como la cinta de la persiana. Así alargarás la vida útil de la persiana y reducirás el coste de las reparaciones. En cualquier caso, te recomendamos contar con profesionales cualificados, como los que puedes encontrar en Cronoshare.

Otras soluciones para persianas


Otro de los problemas con los que puedes encontrarte si tienes instalada una persiana, es que la caja de la correa esté suelta. Para repararla puedes seguir los siguientes pasos:
  1. Baja totalmente la persiana para que la correa no esté en tensión.
  2. Con un taladro atornillador y la herramienta adecuada fijada a este, desatornilla los tornillos de fijación de la tapa de la caja de la correa y retíralos.
  3. Después, abre la caja con cuidado y deja subir la tapa junto al disco.
  4. Para poder aplicar el producto de fijación correctamente, primero tienes que limpiar la zona que se va a reparar con una pequeña brocha para dejarla libre de cualquier resto que pueda dificultar la adhesión de la masilla.
  5. Aplica la masilla con una espátula o herramienta que te permita tapar el agujero del tornillo y la zona dañada.
  6. Deja secar la masilla según la especificación del fabricante e inserta el disco de enrollamiento en el interior de la caja.
  7. Presenta la tapa sobre la pared y marca el punto de fijación del tornillo con un lápiz.
  8. A continuación, con el taladro y una broca de metal de diámetro inferior al orificio de la tapa y del tornillo, realiza ambos orificios.
  9. Para terminar, encaja el disco de enrollamiento en el interior de la caja y atornilla la tapa a la pared.

Precios de reparación de persianas


Como has podido comprobar, arreglar una persiana puede ser bastante complicado. Si no quieres complicarte, puedes contratar a un profesional que lo haga por ti. De hecho el precio de arreglar una persiana no suele ser demasiado elevado.
Arreglar una persiana puede costar entre 30€ y 150 € en función del tipo de avería y su dificultad de reparación. La zona geográfica puede afectar al precio y también puede haber diferencias entre solicitar un servicio de reparación de persianas en Madrid y en Barcelona.
Si tu persiana es eléctrica, ten en cuenta que el problema puede estar en el motor. Si es necesario sustituirlo, el precio de reparar una persiana eléctrica puede ser algo más elevado.

Por último, por si te ha ocurrido o por si te ocurre en un futuro, el WC es otro de los elementos que más se estropean de casa. Mira nuestro artículo sobre cómo arreglar una cisterna de WC.
¿Necesitas la ayuda de un persianista?
PIDE PRESUPUESTOS GRATIS

Volver al principio

¿Necesitas presupuestos para Reparación persianas?

Recibe hasta 4 presupuestos gratis y sin compromiso.

Pide presupuestos gratis