Cómo desatascar el desagüe del fregadero y las tuberías

Uno de los problemas más habituales en casa son las tuberías atascadas, tanto en el fregadero de la cocina como en los lavabos de los baños y la ducha. Si has notado que a tu fregadero le cuesta tragar, puede ser un indicio de una tubería atascada. Te contamos cómo desatascar el desagüe del fregadero o una tubería doméstica.

¿Necesitas un fontanero para desatascar una tubería?
Pide presupuestos gratis

Cómo desatascar el fregadero sin desatascador


Las causas más probables de los atascos en tuberías son las grasas y los restos de alimentos. Pero siguiendo determinados pasos es posible resolver el problema en pocos minutos y sin utilizar productos químicos desatascadores de tuberías.

En este tutorial vamos a desvelarte algunos remedios caseros para desatascar el fregadero.

Dificultad
dificultad Media. La dificultad dependerá, principalmente, de la gravedad del atasco que haya sufrido la tubería.

A continuación vamos a indicarte algunas instrucciones para que puedas desatascar esa tubería que no drena bien el agua.

En cualquier caso, si te pones manos a la obra y no consigues desatascar tu fregadero, lavabo o ducha, siempre puedes buscar la ayuda de profesionales especializados.

¿Prefieres contar con un fontanero para desatascar la tubería?
PIDE PRESUPUESTOS GRATIS

Volver al principio

1. Vierte bicarbonato y vinagre

Ponte unos guantes de goma o látex. Vierte agua hirviendo por el desagüe, para que los restos de grasa se disuelvan y se vayan por la tubería. Después, mezcla media taza de vinagre y tres cucharadas de bicarbonato de sodio, y echa la mezcla por el sumidero.

2. Vierte agua hirviendo

Coloca el tapón y espera unos minutos para que los productos puedan deshacer el atasco.

A continuación, abre bien el grifo del agua caliente o arroja con cuidado agua hirviendo para limpiar la tubería.

3. Repite el proceso

Repite el proceso si no ha funcionado a la primera. Si tras varios intentos el atasco persiste, probablemente lo mejor será cambiar la estrategia, ya que puede que la obstrucción sea demasiado grande.


Volver al principio

Otros trucos para desatascar tuberías


Si el anterior remedio casero para desatascar el fregadero no ha funcionado, hay otros métodos que puedes probar.

Desatascar las tuberías con un desatascador clásico


Si persiste el atasco y no sabes qué hacer para desatascar el fregadero, puedes utilizar un desatascador de ventosa. Esta herramienta está formada por una goma con forma de ventosa unida a un mango de plástico o madera. Y funciona por succión.
  1. Calcula que haya de tres a cinco centímetros de agua en el fregadero y tapona el sumidero con el desatascador.
  2. Presiona firmemente, súbelo y bájalo varias veces.
  3. Una vez resuelto el atasco, aclara el fregadero y desinféctalo con lejía.
Aunque parece muy fácil, a veces no lo es tanto, ya que hay que tapar bien el respiradero o rebosadero del lavabo, fregadero o bañera para poder hacer vacío.

Por eso, lo más recomendable es que una persona lo cubra con un paño bien doblado mientras otra utiliza el desatascador. También se puede utilizar cinta adhesiva.
Esto es útil si la obturación es pequeña, pero no va a ayudar si el atasco en el interior de la tubería es muy grande.
Volver al principio

Cómo desatascar una tubería con un alambre desatascador


Otro sistema habitual para desatascar tuberías consiste en utilizar un alambre desatascador o desatascador de manivela.

Como se puede deducir por su propio nombre, en este caso se utiliza una especie de alambre con un gancho al final que pasa a través del desagüe para poder atrapar y arrastrar los residuos.
Para emplear este método hay que tener bastante paciencia y saber utilizar la herramienta. Si hay mucha suciedad acumulada en el interior de la tubería, este sistema podría no funcionar o tardar bastante en hacerlo.
Sea como sea, hay que introducir el alambre desatascador por el desagüe del lavabo, bañera o ducha, e ir moviéndolo poco a poco. Puede ayudar a sacar pelos e incluso alguna pequeña cosa atascada en el desagüe.

Cómo utilizar un desatascador químico para desatascar tuberías


Si el problema persiste, prueba con un desatascador químico comercial.

Evidentemente es el método más sencillo, pero no siempre es el más adecuado, ya que puede resultar muy corrosivo, especialmente si las tuberías son muy antiguas.
Si tus tuberías se atascan con demasiada frecuencia, es mejor hablar con un profesional y valorar la opción de sustituirlas con una reforma en el baño, ya que usando productos de este tipo de forma habitual la tubería puede sufrir microperforaciones.
Aunque es cierto que estas pequeñas perforaciones no se perciben a simple vista, provocan que se pierdan pequeñas cantidades de agua que, sumadas día a día, pueden terminar ocasionando problemas de humedad en casa o en el domicilio de un vecino.

Volver al principio

Limpiar el sifón para desatascar la tubería


En ocasiones puede ser el sifón del fregadero el que presenta el problema. En estos casos no queda más remedio que quitar el sifón y realizar una limpieza manual.

Es habitual encontrarse con un sifón de una única pieza unido al lavabo por un extremo y a la tubería de desagüe por el otro. La unión se realiza mediante tuercas roscadas o mediante simples abrazaderas. Además los sifones puede ser de diversos materiales, principalmente metales o plásticos y PVC.

Su limpieza implica extraerlo completamente. Si se trata de un sifón de botella, encontraremos que la base puede destornillarse completamente, bien sea a mano, bien sea mediante un destornillador o una llave. Al sacar la base del sifón encontraremos una junta que proporciona estanqueidad, y conviene cambiarla aprovechando la limpieza.

Desatascar tuberías


Desatascar una tubería con un aspirador de líquidos


Utilizar aspiradores capaces de aspirar líquidos puede ser otra forma de desatascar las tuberías.

Se coloca el tubo de la aspiradora en la boca del desagüe y se deja actuar, asegurándose de vaciar el depósito cada poco tiempo, ya que se llenará enseguida con todo el agua del bote sifónico.

Te sorprenderá ver la cantidad de pelos, arenillas y restos de jabón que pueden aparecer en el depósito, y lo bien que corre el agua una vez que se ha limpiado la tubería.

Si el problema se mantiene, puede deberse a que hay algún objeto alojado en el tubo o a que hay un problema de carácter más serio en el bote sifónico. Es el momento de llamar a un fontanero.

Volver al principio

¿Cuánto cuesta contratar a un fontanero para desatascar las tuberías?


Si no tienes tiempo o no te atreves a desatascar el desagüe y las tuberías del fregadero por tu cuenta, puedes solicitar un fontanero a domicilio a través de Cronoshare. Comenzarás a recibir las ofertas de los mejores profesionales de tu zona, sin compromiso y con todas las facilidades posibles.
El precio de un servicio profesional de desatascos puede oscilar entre 70 € y 150 €, aunque todo dependerá de la gravedad del atasco.
No cuesta lo mismo desatascar un lavabo que una bañera, y en ocasiones incluso puede ser necesario recurrir a un camión cuba.

Por otro lado, en cuanto al precio de la mano de obra, hay que tener en cuenta que las tarifas de un servicio de desatascos en Barcelona pueden ser distintas a las de los desatascos en Granada o Zaragoza.

Consejos para evitar los atascos en las tuberías

  • Vacía bien los platos antes de ponerlos en el fregadero. También puedes poner rejillas protectoras para evitar que pueda caer algún residuo por el desagüe.
  • Vacía el fregadero después de fregar. No dejes agua estancada, ya que puede provocar malos olores.
  • Limpia bien el fregadero después de fregar, sobre todo los trozos o restos orgánicos.
  • No tires productos químicos por el desagüe (como pintura o disolvente).
  • No tires aceite por el fregadero, ya que puede atascar las tuberías al enfriarse.
Volver al principio

¿Necesitas a un fontanero para desatascar las tuberías?
PIDE PRESUPUESTOS GRATIS
¿Necesitas presupuestos para Desatascos?

Recibe hasta 4 presupuestos gratis y sin compromiso.

Pide presupuestos gratis