Cómo instalar suelo laminado en 5 pasos

Los suelos laminados son estéticamente bonitos, resistentes, económicos y, lo más importante de todo, fáciles de instalar. Es este último punto el que lleva a muchas personas a intentar instalarlos por tu cuenta. Si te gusta el bricolaje y quieres lanzarte a la aventura, tal vez quieras descubrir cómo instalar suelo laminado.

Cómo instalar suelo laminado (DIY)


Instalar suelos laminados es fácil... Siempre y cuando sepamos exactamente cómo hacerlo. Si nunca antes hemos realizado un proyecto similar, instalar este tipo de suelos puede llegar a ser muy complicado.

La instalación de un suelo laminado no deja de ser un trabajo de precisión: hay que calcular el tamaño exacto de las lamas, saber cómo instalar correctamente el aislamiento, tener nociones sobre cuánto espacio dejar en las juntas para prevenir posibles dilataciones...

Dificultad
dificultad Alta. Si no se tiene experiencia previa, es complicado obtener un resultado de calidad.
Tiempo
tiempo Poco. De 1 a 3 días.

Hay que tener en cuenta que el plazo de tiempo que hemos señalado hace referencia al trabajo de un profesional experto. Si no tienes experiencia y quieres ir instalando el suelo en tus ratos libres, el proyecto podría alargarse incluso semanas.

A todo esto aún quedaría añadir que, para poder instalar un suelo laminado, es necesario contar con herramientas y materiales muy específicos:

materiales y herramientas Materiales y herramientas
Metro - Martillo - Lápiz - Ajustador de laminado - Calibre de contornos - Sierra de costilla - Guillotina para laminado - Escuadra - Formón - Fresadora - Sierra de calar - Sierra de ingletes - Pistola de cola - Taco de impacto - Cuñas regulables - Palanqueta metálica - Bloque de golpeo - Espaciadores ajustables - Suelo laminado - Zócalos - Material de aislamiento (base aislante) - Adhesivo de montaje - Sellador de madera - Cinta adhesiva.

Si no lo tienes claro y no quieres arriesgarte, puedes solicitar presupuesto para instalar suelo laminado y dejar el trabajo en manos de profesionales. Esto te garantizará unos resultados de calidad, un mejor aprovechamiento de los materiales y una menor inversión en herramientas.

Sea como sea, a continuación te indicamos las instrucciones para instalar suelo laminado.

1. Prepara el suelo

Normalmente el suelo laminado se instala sobre la superficie ya existente. Pero esto no quiere decir que cualquier tipo de superficie sea válida: antes de nada hay que llevar a cabo varias acciones:
  1. Retira los rodapiés. En función del material, la tarea puede ser más o menos sencilla. Los rodapiés de madera pueden retirarse utilizando un destornillador plano y un martillo. Si son de cerámica, es posible que tengas que emplear un juego de maceta y cortafríos.
  2. Repara los desconchones de las paredes para, posteriormente, poder fijar mejor los nuevos zócalos o rodapiés.
  3. Comprueba que el suelo esté plano y perfectamente nivelado. Arregla los desniveles que encuentres.
Instrucciones para colocar suelo laminado y aislamiento


2. Coloca el aislamiento

Antes de empezar a instalar el suelo es imprescindible colocar un material aislante (que suele encontrarse en láminas) para contribuir a que las tablas se asienten y evitar, entre otras cosas, que el suelo haga ruido al pisarlo.

Para instalar correctamente el aislamiento, el procedimiento a seguir es el siguiente:
  1. Extender la lámina a lo largo de la superficie dejando que sobresalga un poco por la parte en la que van a ir los zócalos.
  2. Cortar el material con una cuchilla o tijeras para adaptarlo al espacio disponible.
  3. Completar todo el suelo asegurando los bordes con cinta americana.
En algunos casos puede ser necesario instalar también materiales que actúen como barrera de vapor con el objetivo de evitar la humedad.

Es importante que las juntas de estos materiales no coincidan con las de la tarima.

3. Instala el suelo laminado

Una vez hemos preparado la superficie y hemos instalado el material aislante llega el momento de la verdad: hay que comenzar con la instalación del suelo laminado.
  1. Primero hay que poner cuñas en las paredes para garantizar que exista una cierta separación si se da el caso de que se produzcan dilataciones.
  2. A continuación se comienza poniendo la primera tabla en un extremo de la habitación. Se coloca el lateral en la junta de dilatación y con la lengüeta junto a la pared.
  3. A medida que vayamos avanzando, habrá que ir completando la colocación de lamas lateralmente hasta llegar al otro lado, encajando unas piezas con otras.
  4. Una vez tenemos la primera fila, toca comenzar a encajar las tablas de manera frontal. Para ello suele ser necesario levantar levemente la lama (en un ángulo de 45º aproximadamente) y colocarla aproximando la lengüeta al machihembrado. Sabremos que se ha encajado al escuchar un clic.
  5. Llegará un momento en que tengamos que unir las tablas frontal y lateralmente: primero se encaja la lengüeta lateral y después la ranura frontal, levantando la lama de la misma forma que en el caso anterior y presionando al bajar.
En ocasiones puede ser necesario ayudarse de herramientas específicas, como el martillo y piezas especiales para no deteriorar las lamas, para conseguir que las piezas encajen.

Instalar suelo laminado paso a paso


¿Te gustaría instalar suelo laminado en tu casa o negocio?
PIDE PRESUPUESTOS GRATIS

Volver al principio

4. Recorta las piezas que no encajen

Como es lógico, las tablas del suelo laminado no siempre se adaptarán a la perfección a la superficie. De hecho, es más que probable que en algún momento nos toque recortar algunas piezas para conseguir que encajen.

El proceso es muy sencillo: primero se mide el largo de la tabla y se marca con un lápiz la zona por la que queremos cortar utilizando una escuadra de tacón. Después, es tan fácil como colocar la pieza en cuestión en un banco de trabajo y serrarla con un serrucho o una sierra de calar, aunque una guillotina para laminado también puede resultar muy práctica.

No obstante, en algunas circunstancias, el procedimiento puede complicarse ligeramente:
  • En ocasiones, la pieza a cortar será muy pequeña. En estos casos, la solución más estética consiste en comenzar a instalar la tarima desde el centro y avanzar hacia los lados, de modo que los tamaños queden más compensados.

  • Cuando se trate de una esquina, se podría aproximar una de las tablas hasta el rincón para marcar con la escuadra el punto perpendicular en relación con la pared. A continuación se pondría la misma pieza en el otro rincón y se marcaría de nuevo la línea perpendicular. El último paso consistiría en marcar con un lápiz la zona de corte y en cortar la tabla.

  • En cuanto a la transición entre suelos, se pueden colocar perfiles de remate.

  • Y también puede ser necesario realizar hendiduras en los cercos de las puertas para que las tablas queden embutidas por debajo. Tras deslizar una sierra de costilla por debajo, se debe utilizar el formón para repasar la hendidura. Es importante actuar con precisión para que, una vez instalado el suelo, la hendidura no pueda percibirse a simple vista.

5. Pon los rodapiés

Para terminar, solo quedaría colocar los nuevos zócalos o rodapiés a juego con el suelo laminado que hayamos escogido. Para ello habrá que:
  1. Medir y cortar las distintas piezas de forma que consigamos un ángulo recto perfecto (corte a inglete).
  2. Pegar el rodapié a la pared con un adhesivo adecuado.
¡Y ya podremos disfrutar de nuestro estupendo suelo laminado!

¿Buscas mano de obra profesional? Precio de instalar suelo laminado


¿El proceso de instalación te ha parecido muy complejo? ¿Te preocupa que tu suelo laminado quede torcido o descompensado? Siempre queda la opción de contratar a parquetistas profesionales para que te instalen tu suelo nuevo.

Adquirir el material no es complicado, ya que existen muchas marcas reconocidas (Quick-Step, FINfloor, etc.), pero de nada nos sirve contar con el mejor suelo laminado si no podemos instalarlo correctamente.
La mano de obra para la instalación de suelo laminado suele costar entre 5 €/m2 y 15 €/m2.
Como puedes comprobar, con estas tarifas puede llegar a salir más rentable que sea un profesional quien se encargue de instalar el suelo. En cualquier caso, siempre puedes comparar varios presupuestos de instalación de suelo laminado antes de tomar una decisión.

Por otra parte, también es importante tener en cuenta que no costará lo mismo instalar suelo laminado en Madrid que contratar este servicio en Valencia, en Barcelona o en otra ciudad, ya que en función de la demanda los precios pueden ser más o menos elevados.

Volver al principio

Consejos para instalar suelo laminado


Consejos para instalar suelos laminados


La instalación de un suelo laminado puede llegar a resultar muy compleja y es necesario tener muchos aspectos en cuenta. Por eso queremos ofrecerte algunos consejos que te pueden servir de ayuda:
  • ¿Sobre qué superficies se puede instalar? El suelo laminado se puede colocar sobre prácticamente cualquier tipo de superficie, siempre que esté totalmente seca y sea lo suficientemente plana. Como ya sabes, es necesario incluir una lámina de aislamiento para asentar las tablas. En el caso de los suelos de cemento u otros subsuelos minerales suele ser necesario añadir materiales antihumedad (como láminas de polietileno). Por otra parte, no se recomienda instalar suelo laminado sobre suelos de PVC, moqueta o linóleo.

  • ¿Qué ocurre si la superficie no es adecuada? Aunque una de las principales ventajas de estos suelos es, precisamente, su facilidad de instalación, en ocasiones puede ser necesario retirar el revestimiento anterior antes de colocarlo (como en el caso de la moqueta, por ejemplo). Además, si la superficie no está nivelada o presenta imperfecciones, será necesario repararla. Y también es importante solucionar previamente los problemas de humedades, si los hubiera.

  • Preparación del material y de la estancia. Como el suelo laminado puede expandirse y contraerse con los cambios de temperatura, es recomendable aclimatar el material al entorno antes de instalarlo. Además, la habitación en la que se va a colocar el suelo debe estar totalmente vacía.

  • ¿En qué dirección debe instalarse el suelo? Es importante escoger bien el sentido en el que vas a instalar el suelo laminado: si apuntas hacia la fuente de luz natural principal de la estancia, será más difícil que se detecten las juntas, y, si la habitación es estrecha, lo mejor es disponer el veteado paralelamente a la pared más larga.

  • ¿Y qué pasa con los acabados? En ocasiones es posible fabricar una canaleta en los propios rodapiés para que los cables queden totalmente ocultos. Por otro lado, como el suelo quedará algo más elevado, es posible que sea necesario lijar las puertas una vez finalizado el proyecto.


¿Te gustaría instalar suelo laminado en tu casa o negocio?
PIDE PRESUPUESTOS GRATIS

Volver al principio