Cómo montar una carpintería: Consejos y Trámites

Los talleres de carpintería son un negocio rentable, ya que muchos clientes aprecian la calidad de la madera natural y del trabajo artesanal. Si estás pensando en dedicarte a este sector, desde Cronoshare te contamos en esta sencilla guía cómo montar una carpintería.

Plan de negocios de una carpintería

¿Quieres conseguir clientes para tu carpintería?
CAPTAR CLIENTES

Índice

Si quieres recibir algunos consejos sobre cómo montar un taller de carpintería rentable, sigue leyendo.

Cómo montar una carpintería: Pasos para crear una empresa


Para poder constituir y registrar cualquier tipo de empresa hay que pasar por una serie de trámites. A continuación tienes un resumen de los principales pasos a seguir para montar una carpintería con éxito.

Algunos de los aspectos sobre los que es necesario reflexionar son:
  • Tipo de actividad de la empresa.
  • Elección de la forma jurídica y del nombre de la empresa.
  • Aspectos fiscales.
  • Permisos y licencias necesarias.
  • Capital para iniciar la actividad.
  • Tipos de negocios y captación de clientes.

1. Tipo de actividad: Situación actual del sector de la carpintería


El primer paso que debemos dar consiste en informarnos sobre la situación actual de este sector, para saber qué es lo que nos vamos a encontrar cuando hayamos montado nuestra empresa.

Actualmente el sector de la carpintería cuenta con un gran número de empresas y pymes en España, sobre todo en comunidades autónomas como Galicia y la Comunidad Valenciana. Por norma general, predominan las pequeñas y medianas empresas, que se adaptan a los clientes con mucha facilidad.
Este sector se divide, fundamentalmente, entre aquellas empresas que se dedican a fabricar tableros de madera y productos intermedios, y aquellas otras empresas que comercializan con productos finales, como muebles o embalajes.

En este sentido, es importante decidir desde el primer momento hacia dónde queremos encaminar nuestro negocio y optar por la especialización.
Hoy en día el sector de la carpintería se divide en múltiples ramas de especialización (tableros, parquet, muebles, embalajes...), pero sigue dependiendo también en gran medida del sector de la construcción y la rehabilitación.

Hay una gran cantidad de viviendas y locales con más de diez años desde su construcción, por lo que el mercado de la rehabilitación está en crecimiento.
En definitiva: todo apunta a que el mercado se dirige hacia la búsqueda de una mano de obra cualificada con un alto grado de especialización y una mayor automatización de los procesos de fabricación.

Además, parece ser un buen momento para la madera: es un material muy de moda entre decoradores e interioristas y muy vinculado al medio ambiente. Es decir, que puede ser una buena oportunidad de negocio si disponemos de una formación adecuada y también de cierta experiencia.

2. Elección de la forma jurídica y del nombre de la empresa


Una vez hemos decidido que el sector nos interesa, tendremos que escoger una forma jurídica y un nombre para nuestra carpintería.

La elección de la forma jurídica de la empresa de carpintería determinará todo el proceso y los trámites a seguir. En esta decisión también puede influir el número de socios: es posible iniciar el negocio como empresario individual o autónomo, pero también constituir una sociedad o comunidad de bienes con algún otro socio.

Algunas de las opciones más habituales cuando se constituye una empresa con la colaboración de varias personas son la forma jurídica de Sociedad Limitada y Sociedad Anónima.
A continuación tendremos que elegir el nombre de nuestro negocio. En relación con esto, tendremos que solicitar la Certificación Negativa del Nombre de la Sociedad, que consiste en un certificado que acredita que no existe otra Sociedad con el mismo nombre.

3. Constitución de la empresa


Aunque el proceso puede variar en función de la forma jurídica que hayas escogido, a continuación señalamos algunos trámites por los que se suele pasar:
  • Para fundar una empresa es necesario depositar un determinado capital social en una entidad bancaria.
  • También puede ser necesario que los socios firmen una escritura pública de constitución ante notario.
  • Además será necesario solicitar el NIF (Número de Identificación Fiscal) en la Agencia Tributaria.
  • Tendremos que dar de alta la empresa en la Agencia Tributaria, a través del modelo 036.
  • Y tampoco podemos olvidarnos del IAE (Impuesto sobre Actividades Económicas). En este caso, tendremos que acudir a la agrupación 46, que incluye todo lo relacionado con las Industrias de la madera, corcho y muebles de madera.
Para asegurarnos de seguir todos los trámites y el proceso correctamente, una de las mejores opciones consiste en contratar a un asesor.
Volver al principio

4. Requisitos para abrir un taller de carpintería: Permisos y licencias necesarias


Otro punto imprescindible para poder montar una carpintería tiene que ver con los permisos y licencias necesarios para abrir el negocio. Lo mejor que puedes hacer es acudir al organismo competente de tu localidad, ya que allí podrás informarte de todo lo necesario (trámites, tasas, licencias...).

Aun así, aquí tienes una lista con algunas de las licencias que se suelen necesitar para poner en marcha una carpintería:
  • Licencia de actividad o licencia de instalación: Normalmente para obtenerla será necesario presentar un informe o proyecto técnico redactado por un profesional cualificado.
  • Licencia de apertura o licencia de funcionamiento: Será necesario que un técnico certifique que el local está adaptado para su función según la normativa vigente.
  • Proyecto eléctrico: Debido a la naturaleza de la actividad que se va a desarrollar, una carpintería es un local con ciertos riesgos, por lo que es necesario realizar un proyecto eléctrico en el que se especifique toda la maquinaría de la que se va a disponer, los elementos aislantes... En este sentido probablemente necesitarás este documento para obtener la licencia de apertura.
Por otro lado, en una carpintería siempre es importante contratar un seguro que cubra aspectos como el riesgo de incendio y de responsabilidad civil frente a terceros, así como disponer de un plan de revisiones periódicas para los equipos de protección contra incendios y un plan de emergencia.
Consejos para montar un taller de carpintería

5. Inversión inicial y mensual


Un aspecto muy importante a tener en cuenta es la inversión inicial necesaria para abrir una carpintería. ¿Pero cuánto cuesta montar una carpintería? A continuación te ponemos un ejemplo con un precio aproximado.

INVERSIÓN INICIAL PARA MONTAR UNA CARPINTERÍA

Tipo de gasto Precio
Adecuación del Local 6.000 €
Mobiliario 2.000 €
Equipamiento necesario 15.800 €
Utensilios y Herramientas 5.500 €
Equipo Informático 1.800 €
Stock Inicial y Consumibles 3.000 €
Fianzas y Otros Gastos 4.500 €
Fondo de Maniobra 19.110 €
Total 57.710 € (Total sin IVA)
Recuerda que también puede ser necesario realizar otras inversiones. Por ejemplo, la adquisición de un vehículo puede resultar fundamental, y podríamos estar hablando de añadir más de 15.000 € extra a la inversión inicial.
Por otro lado, también tienes que tener en cuenta los pagos a los que vas a tener que hacer frente mensualmente. En la siguiente tabla te ofrecemos algunas cifras orientativas.

GASTOS MENSUALES DE UNA CARPINTERÍA

Tipo de gasto Precio
Alquiler 1.500 €
Suministros 400 €
Gastos Comerciales 200 €
Servicios Externos 170 €
Otros gastos 4.100 €
Total pago en 1 mes 6.370 €
Fondo Maniobra (3 meses) 19.110 €


Sea como sea, has de tener en cuenta que esto es tan solo un ejemplo y que el coste puede depender de cada caso, ya que no todos los negocios de carpintería se dedican exactamente a lo mismo, ni necesitan un local del mismo tamaño, por lo que no tienen los mismos gastos.

¿Qué herramientas básicas son necesarias en un taller de carpintería?


Como profesional del sector, probablemente ya dispongas de una idea bastante aproximada de las herramientas que van a hacerte falta para emprender tu nuevo negocio. No obstante, vamos a ofrecerte una lista con algunas de las más habituales:

materiales y herramientas Herramientas
Cintas métricas - Reglas - Escuadras - Formón - Gubias - Serruchos - Martillos - Sargentos - Prensas - Sierras circulares - Tornos - Taladros - Lijadoras - Compresores - Cepilladoras


Volver al principio

Cómo montar una carpinteria

Consejos para montar un negocio de carpintería


Ya has podido ver un resumen de los pasos y requisitos para abrir un taller de carpintería. Sin embargo, conseguir abrir tu negocio solo es el primer paso en el camino hacia el éxito.

A continuación vamos a ofrecerte algunos consejos para ayudarte a triunfar.

¿Quieres conseguir clientes para tu carpintería?
CAPTAR CLIENTES

Define a tus clientes


¿Vas a especializarte en un tipo de cliente concreto o, por el contrario, pretendes abarcar el máximo ratio de clientes posible?

Es muy recomendable que, antes de comenzar en tu negocio, definas a tus clientes potenciales. Estos son algunos de los diferentes tipos que puedes encontrar en el sector:
  • Clientes particulares: Clientes que acuden por su cuenta para resolver problemas personales y concretos sin ninguna relación con una empresa.
  • Pequeñas tiendas de muebles: Los pequeños y medianos comercios poseen una cantidad limitada de productos. Tal vez un cliente pida un mueble con unas medidas exactas de las que no disponen, por lo que necesitarán un taller de carpintería para llevar a cabo las modificaciones o creaciones necesarias.
  • Empresas de reformas del hogar y construcción: Estas empresas también necesitarán muebles y accesorios a medida, por lo que requerirán los servicios de un taller de carpintería.
Si deseas acceder a clientes en este momento, en la siguiente página podrás ver los trabajos de carpintería actuales en Cronoshare.

Realiza un análisis de tus competidores


¿Contra quién competirás en la zona en la que vas a abrir tu empresa? Estos son los tipos de competidores que podrás encontrar de forma más habitual:
  • Grandes superficies de bricolaje. En ellas venden materiales de carpintería y herramientas, e incluso algunas ofrecen la opción de trasladar y/o montar los muebles que adquieras. Son el competidor más peligroso, ya que suelen ser cadenas muy conocidas y asentadas tanto nacional como internacionalmente. Además poseen una gran cantidad de clientes.
  • Otros talleres de carpintería, ebanistería... Es decir, empresas asentadas y con una base fiel de clientes.
  • Empresas de reformas que se dediquen a realizar pequeños o grandes trabajos de carpintería. No suelen estar especializadas porque trabajan casi todos los sectores de la construcción.
  • Fábricas de muebles, donde se dedican a fabricar y vender productos a minoristas o mayoristas.
  • Franquicias de carpintería de madera. Pueden ser un duro competidor porque tienen una estructura logística detrás y cuentan con bastante presupuesto de marketing para captar clientes de su localidad.

Volver al principio

Elige una buena localización


La localización es muy importante para un negocio. Una mala decisión puede afectar terriblemente a la afluencia de público, a su visibilidad y, en general, a su rentabilidad. Por lo tanto, al decidir esto plantéate los siguientes factores:
  1. Municipio y zona. Siempre tendrás más afluencia de clientes en las ciudades y capitales, aunque el alquiler del local será más barato en otro tipo de poblaciones.
  2. Cercanía a calles, carreteras y vías de comunicación. Es recomendable que la carpintería esté lo más conectada posible para facilitar el acceso de los clientes.
  3. Políticas municipales o regionales de ayudas a la instalación de nuevas empresas. Ciertas localidades ofrecen ayudas a empresarios con nuevos negocios.
  4. Proximidad a establecimientos que vendan materias primas necesarias para tu carpintería.
Por otra parte, no basta con que la localización sea la más adecuada; también hará falta disponer de un espacio de trabajo en condiciones.
Por norma general, se suele necesitar un local que cuente con un almacén, un vestuario, una zona de atención a los clientes y el propio espacio para el taller. En total, podríamos estar hablando de entre 80 y 100 m2.

Ofrece algo más que trabajos de carpintería


En un negocio de carpintería de madera podemos encontrar peticiones de todo tipo por parte de los clientes:
  • Muebles: Pueden encargar todo tipo de muebles a medida, con diferentes tipos de madera, y es importante estar preparado para ofrecer soluciones novedosas.
  • Estanterías: Intenta ser original cuando hagas estanterías; son muy fáciles de conseguir en grandes superficies y necesitas diferenciarte.
  • Armarios: Presenta varios diseños y adáptate a las necesidades de los clientes.
Independientemente del tipo de producto que se entregue al cliente, siempre puedes ofrecerles un valor añadido. Por ejemplo, puedes aconsejarles cómo deben tratar la madera para conservarla en perfecto estado.

Contrata al personal


Dependiendo del tipo de negocio de carpintería en el que quieras especializarte, es posible que tengas que contar con los siguientes profesionales entre el personal:
  • Carpintero/a.
  • Ebanista.
  • Barnizador/a de pistola.
También puedes necesitar contratar ayudantes y, para ayudarte con temas de contabilidad o facturación, puedes contratar a un gestor o una asesoría externa.

Y, por supuesto, existe la opción de empezar con una única persona, el gerente de la empresa y, según empieces a conseguir clientes para tu carpintería, podrás ir contratando a más trabajadores.

Esperamos que este artículo te haya parecido interesante y que pueda ayudarte a triunfar con tu negocio de carpintería.

¿Quieres conseguir clientes para tu carpintería?
CAPTAR CLIENTES

Volver al principio

¿Necesitas presupuestos para Gestorías?

Recibe hasta 4 presupuestos gratis y sin compromiso.

Pide presupuestos gratis