¿Cuánto cuesta instalar calefacción eléctrica?

Rango de precios

500 € - 3.000 €

Precio medio a nivel nacional
Estos precios son indicativos y no tienen en cuenta los cambios periódicos del mercado. Por ello, siempre aconsejamos pedir presupuestos para tener precios personalizados.
¿Cuánto cuesta instalar calefacción eléctrica?
100 € 500 € 3.000 € 5.000 €

Averigua el precio de instalación de la calefacción eléctrica

Radiadores eléctricos, suelos radiantes, bombas de calor... Con tantas opciones no es fácil saber cuánto cuesta la calefacción eléctrica. En esta guía profundizamos en las alternativas más populares y te contamos el precio de instalación más habitual para cada una.

Calcula tu presupuesto para instalar calefacción eléctrica
Indica qué sistema de calefacción quieres instalar y pulsa el botón 'Calcular mi presupuesto'
CALCULAR MI PRESUPUESTO
Tu presupuesto es de:
-   €
IVA incluido. Presupuesto aproximado.

Índice

¿Cuánto cuesta la calefacción eléctrica?


Dependiendo del sistema utilizado, el precio de la calefacción eléctrica puede oscilar entre 100 € y más de 5.000 €, aunque lo más habitual es encontrarse con precios entre 500 € y 3.000 €.
Lo mejor para salir de dudas es solicitar presupuesto a expertos en calefacción. En cualquier caso, a continuación puedes obtener más información sobre las distintas opciones.

Cuánto cuesta instalar radiadores eléctricos

Volver al principio

Radiadores eléctricos


La instalación de radiadores eléctricos es muy útil en hogares, locales y oficinas con un bajo consumo de calefacción. De hecho, estos dispositivos constituyen una de las opciones más populares a la hora de elegir un sistema de calefacción.

Esa popularidad se justifica porque son más económicos en su instalación y suponen un coste menor que el de instalar gas natural para colocar radiadores de agua.
De hecho, los radiadores eléctricos destacan por su instalación sencilla: normalmente solo se necesita un taladro, tacos y tornillos adecuados para fijarlos a la pared. Por otra parte, son fáciles de mantener. Es suficiente con limpiarlos de vez en cuando con un trapo húmedo y con mantener limpias las salidas de aire.
Su principal desventaja es que la electricidad es una energía más cara que el gas y además requieren de bastante potencia.

En cualquier caso, es una opción muy a tener en cuenta y aconsejable en los siguientes casos:
  • Clima cálido: Si vives en un piso de hasta 100 m2 y tu localidad está en una zona templada. En este caso un sistema de calor de apoyo es suficiente. Podrías instalar radiadores eléctricos para la calefacción.
  • Clima frío: Si tienes un piso de estas medidas pero tu localidad es de clima frío puedes instalar un sistema de acumuladores de calor eléctricos para la calefacción. Puedes economizar contratando una tarifa de discriminación horaria.

¿Estás pensando en instalar radiadores eléctricos?
PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Tipos de radiadores eléctricos


Actualmente existen diferentes opciones en el mercado para instalar un sistema de calefacción con radiadores eléctricos.
  • Emisores térmicos: Estos radiadores emiten un calor radiante y directo al ambiente. Su instalación es muy sencilla porque es suficiente con fijarlos a la pared cerca de un enchufe. Se suelen fabricar en aluminio, mármol o cerámica, aunque también es posible encontrar radiadores de mica. Además es posible encontrar emisores térmicos de bajo consumo, lo que favorece el ahorro en las facturas.
  • Radiadores toalleros: Están diseñados para ser instalados en el cuarto de baño. Normalmente tienen forma vertical y varias barras horizontales para colgar y secar las toallas. Algunos tienen una funcionalidad también decorativa. Por seguridad se recomienda que se coloquen como mínimo a 60 centímetros de la zona de baño.
  • Radiadores eléctricos por infrarrojos: En este tipo de radiador el aire no circula continuamente. Esto conlleva una ventaja importante porque evita que se levante el polvo y los convierte en una solución perfecta para personas con problemas como el asma. Además no resecan el ambiente porque no calientan el aire directamente. En cuanto a su instalación, suelen colocarse paneles tanto en el techo como en las paredes. De esta forma se consigue ahorrar espacio.
  • Convectores eléctricos: Gracias a unas resistencias eléctricas, el aire se calienta. Al pesar menos, se eleva y calienta la estancia. Se recomiendan para estancias pequeñas, ya que consumen bastante energía y se enfrían con rapidez al apagarse.
  • Acumuladores de calor: Dentro de los distintos tipos de radiadores eléctricos, estos dispositivos se encuentran entre los más eficientes. Permiten acumular el calor para desprenderlo más tarde. Se suele distinguir entre acumuladores dinámicos (más eficientes) y acumuladores estáticos (más económicos).
Es importante que sepas que algunos radiadores que se nutren de la energía eléctrica funcionan a raíz de calentar algún tipo de fluido, como el aceite. Estos son los llamados radiadores de aceite y de calor azul.
Como último consejo podemos indicarte que lo mejor es elegir un modelo que incluya un termostato regulable y un programador. De esta forma, aunque la energía eléctrica sea más cara que el gas, podrás adaptar el funcionamiento del radiador a tus necesidades y te ayudará a ahorrar.
Al final a todos nos interesa buscar precios de calefacción eléctrica de bajo consumo, por lo que tampoco estará de más que busques el asesoramiento de profesionales expertos a la hora de elegir los dispositivos.

Por ejemplo, existe la opción de instalar paneles radiantes, que también son bastante modernos y discretos. Además es posible encontrar dispositivos con una buena relación calidad-precio y suelen ser bastante eficientes, aunque pueden llegar a consumir bastante energía.

Volver al principio

¿Cuánto cuesta instalar radiadores eléctricos?


El precio de instalación de este tipo de radiadores dependerá en gran medida de lo grande que sea la habitación. Primero necesitas calcular qué potencia va a ser necesaria para conseguir el efecto deseado.

Normalmente para calentar una habitación son necesarios entre 80 W y 100 W por metro cuadrado. A partir de este dato podrás calcular qué potencia necesitas que tenga tu radiador. Es evidente que, cuanta más potencia tenga, más caro será el radiador.
Uno de los aspectos positivos de los radiadores eléctricos es que son completamente eficientes. Esto quiere decir que convierten en calor toda la electricidad que consumen.

Para que te hagas una ligera idea de cuánto puede costar un radiador en función de su potencia te ofrecemos la siguiente tabla de precios. Piensa que esto va a variar bastante dependiendo de la calidad del aparato:

PRECIOS DE LOS RADIADORES ELÉCTRICOS

Potencia Precio
500 W (5 o 6 m2) De 60 € a 200 €
800 W (hasta 10 m2) De 90 € a 500 €
1.000 W (entre 10 y 15 m2) De 120 € a 700 €
1.500 W (entre 15 y 18 m2) De 140 € a 900 €.
1.800 W (hasta 20 m2) De 160 € a 1.000 €


Estos precios son aproximados y hacen referencia a radiadores eléctricos de calidad media. De hecho, algunos radiadores de calidad alta pueden llegar a costar más de 1.000 €. Y el precio de los acumuladores de calor eléctricos suele partir de cifras entre 400 € y 800 €.

Sea como sea, también habrá que sumar la mano de obra del profesional con el que cuentes para hacer la instalación.
Actualmente la instalación de un sistema de calefacción eléctrica con radiadores puede implicar un desembolso de entre 1.900 € y 2.200 €, aunque es posible encontrar precios desde 600 € o menos, dependiendo de cada caso.

Como el servicio no es especialmente complejo, el precio de la mano de obra podría partir de unos 20 € por unidad, aunque también puede variar.
Por otra parte, tienes que tener en cuenta que los radiadores eléctricos no son la única posibilidad a la hora de escoger un sistema de calefacción. Es importante que valores distintas opciones y precios incluyendo, por ejemplo, el precio de instalación de una caldera eléctrica.

Cuánto cuesta instalar calefacción eléctrica

Volver al principio

Bomba de calor


Este sistema suele combinar calefacción y aire acondicionado: gracias a una válvula inversora, el aire frío o caliente del exterior se transmite al interior del inmueble.

Es un sistema bastante eficiente que consume poca energía, pero el calor no siempre se distribuye de forma homogénea y tiende a dispersarse rápidamente.

¿Cuánto cuesta instalar una bomba de calor para calefacción?


La instalación de una bomba de calor suele superar los 1.000 €. En concreto, la franja de precios más habitual suele moverse entre 1.500 € y 3.000 €, aunque es posible encontrar presupuestos por encima de 10.000 €.
No obstante, hay muchos factores que pueden influir en el precio de instalación de una bomba de calor de aerotermia, por lo que es conveniente buscar a profesionales cualificados que puedan calcular un presupuesto ajustado.

¿Te gustaría instalar una bomba de calor?
PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Volver al principio

Suelo radiante


Como su propio nombre indica, el suelo radiante eléctrico suele instalarse bajo el pavimento de la vivienda (aunque también puede colocarse en paredes y techos). El calor se transmite gracias a una resistencia conectada a la red eléctrica.

Es un sistema de calefacción invisible, por lo que resulta una solución muy estética. Sin embargo, normalmente hace falta bastante obra para poder instalarlo, y no todos los tipos de suelo son buenos transmisores del calor. Por lo tanto, conviene recibir un asesoramiento experto sobre el tema.

¿Cuál es el precio del suelo radiante eléctrico?


Normalmente, la instalación de suelo radiante eléctrico o hilo radiante puede costar entre 30 €/m2 y 80 €/m2, aunque es habitual encontrar precios desde 50 €/m2.
En cualquier caso, a la hora de buscar ejemplos de precios para instalar suelo radiante, verás que hay otras alternativas, como el suelo radiante por agua o hidrónico.

¿Estás pensando en instalar suelo radiante?
PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Alternativas a la calefacción eléctrica


Aunque, por norma general, la calefacción eléctrica es más fácil de instalar, el gasto medio que puede suponer contar con este tipo de sistemas puede ser más elevado comparado con otras opciones.

La alternativa más habitual es la calefacción por gas natural, ya que el precio del gas suele ser más económico que el de la electricidad. Por lo tanto, aunque puede requerir una inversión inicial mayor, puede resultar más rentable a largo plazo.

¿Y si la red de distribución del gas no llega hasta la zona donde se encuentra al inmueble? En estos casos hay otras opciones, como la calefacción de gasoil. Al igual que ocurre con la calefacción de gas natural, la opción del gasóleo requiere una inversión inicial mayor, aunque el precio del combustible suele ser más económico.

En cualquier caso, hay formas de ahorrar con un sistema de calefacción eléctrica: en ocasiones basta con escoger dispositivos eficientes y hacer un uso responsable y coherente de la calefacción. No obstante, también se pueden tomar otras medidas, como mejorar el aislamiento del inmueble.
Esperamos que este artículo haya podido resolver tus dudas y que, si finalmente te decides, te ayude a la hora de pedir presupuestos para la instalación.

¿Quieres instalar un sistema de calefacción eléctrica?
PIDE PRESUPUESTO GRATIS

Volver al principio


¿Cómo obtenemos esos precios?

Miles de personas acuden a Cronoshare cada año para completar sus proyectos personales. Hacemos un seguimiento de los presupuestos que ofrecen los profesionales, y compartimos esos datos contigo, para facilitarte la elección de un profesional.

Pide presupuesto gratis

+30k

proyectos cada mes

+700K

presupuestos enviados

+25K

profesionales enviando presupuestos