¿Cuánto cuestan las residencias de ancianos?

Rango de precios

1.500 € - 2.045 € / mes

Precio medio a nivel nacional

¿Cuánto cuestan las residencias de ancianos?
1.420 € 1.500 € 2.045 € 2.496 €

¿Quieres descubrir el precio de una residencia de ancianos? Sigue leyendo

A veces llega un momento en que no podemos atender a nuestros mayores como se merecen. Entonces solemos valorar distintas opciones y una de ellas son las residencias. La gran pregunta es: ¿Cuánto cuestan las residencias de ancianos? En este artículo resolvemos esta cuestión y te ofrecemos de la manera más clara posible los precios que suelen tener las residencias para personas mayores.

Calcula tu presupuesto para residencia de ancianos
Indica el grado de movilidad y pulsa el botón 'Calcular mi presupuesto'
CALCULAR MI PRESUPUESTO
Tu presupuesto es de:
-   €
IVA incluido. Presupuesto aproximado.



¿Cuánto cuestan las residencias de ancianos?


Ya has comprobado la cantidad de servicios que se prestan en una residencia. Por lo tanto, no debe sorprenderte saber que su precio suele ser elevado. En realidad, además de los servicios y el grado de dependencia, hay que tener en consideración otros factores en cuanto al precio. Por ejemplo, la titularidad del centro: no es lo mismo un centro privado que uno público o concertado.

El precio que vamos a ofrecerte es el de una residencia privada. Para calcular el de una residencia pública o concertada se resta a la capacidad económica del usuario una cantidad para gastos personales. Así la administración se asegura de que todos los usuarios tengan una cantidad mensual asegurada. Suelen tener lista de espera.

Los precios van a variar también en función de la ubicación de la residencia. En las grandes ciudades y su periferia el precio puede superar hasta en un 20% el de una residencia ubicada en una localidad pequeña. También es importante saber qué servicios están incluidos en el precio fijado y cuáles no. Algunos, como peluquería o podología, suelen cobrarse aparte. Incluso el servicio de enfermería 24 horas puede pagarse de forma independiente en algunas residencias.

¿Cuánto cuestan las residencias de ancianos?

Después de conocer todos los factores que afectan al precio de una residencia llega el momento de saber cuánto cuestan de media.

Actualmente el precio medio de una residencia de ancianos privada en España está alrededor de los 1.700€ al mes sin contar el IVA. Con el IVA incluido la cifra aumenta a cerca de 1.900€ al mes.
El precio no es el mismo en todas las Comunidades Autónomas. El más alto lo tiene el País Vasco y los precios más económicos los encontramos en Castilla La Mancha. A continuación te ofrecemos una tabla con los precios (del más barato al más caro) de las residencias en las diferentes Comunidades Autónomas. Incluimos directamente el precio medio final, con el IVA ya sumado:
Comunidad Autónoma Precio
Castilla La Mancha 1.420 €
Extremadura 1.450€
Comunidad Valenciana 1.586 €
Castilla León 1.645 €
Aragón 1.648 €
Andalucía 1.748 €
Asturias 1.770 €
Murcia 1.787 €
Galicia 1.914 €
Islas Baleares 1.992 €
Cataluña 2.014 €
Cantabria 2.036 €
Madrid 2.045 €
La Rioja 2.121 €
Navarra 2.225 €
Canarias 2.233 €
País Vasco 2.496 €

Cuánto cuesta una residencia de ancianos
¿Estás buscando una residencia de ancianos?
ENCUENTRA RESIDENCIAS

Es normal querer ofrecer a tus seres queridos los servicios de mejor calidad, pero en ocasiones su precio es elevado. En el caso de las residencias de ancianos el precio incluye distintas prestaciones en función de las necesidades de cada residente. Todo esto influye en el precio final. Por ello, antes de indicarte qué coste tienen las residencias de ancianos queremos que conozcas bien los servicios que suelen ofrecer.

¿Qué servicios ofrece una residencia de ancianos?


Para que puedas entender el precio que suelen tener las residencias de ancianos debes conocer en primer lugar qué ofrecen. Una residencia es un lugar en el que se pretende que los residentes se sientan como en su propia casa. Con esta finalidad se les ofrecen distintos servicios. Algunos de los principales son los siguientes:
  • Cocina y manutención: Implica no solo cubrirles la necesidad de alimento, sino que en ocasiones las residencias cuentan también con especialistas en nutrición. Además, es importante llevar un control de las alergias e intolerancias alimentarias.
  • Estimulación: En las residencias se llevan a cabo actividades para estimular las capacidades funcionales y cognitivas de la persona. Así se garantiza un estado de salud óptimo.
  • Dinamización sociocultural: Con este tipo de actividades se busca que los residentes se encuentren cómodos y se integren plenamente en el centro.
  • Atención sanitaria: Es un servicio muy importante. Los residentes suelen tener unas edades comprendidas entre 65 años y 90 años, lo que puede implicar un estado delicado de salud. Este servicio incluye la presencia de doctores, enfermeros, fisioterapeutas, psicólogos, podólogos, servicios de farmacia... Todo lo que los residentes puedan llegar a necesitar para prevenir y tratar patologías.
  • Servicios sociales: Puede darse la circunstancia de que los residentes no tengan familia. En las residencias suelen ofrecerse servicios de acompañamiento y colaboran con trabajadores sociales para que ninguna persona se sienta sola. Además, se les ofrecen servicios religiosos para que puedan seguir disfrutando de su fe, si es el caso.
  • Terapia ocupacional: Es una gran ayuda para que los residentes mantengan la salud y para que logren el mayor grado de independencia que sea posible.
  • Transporte: Este servicio también es de gran utilidad, sobre todo para aquellos momentos en los que se hace necesario trasladar al residente al hospital.
  • Otros servicios personalizados: Las residencias de ancianos suelen contar también con servicios de limpieza y lavandería, mantenimiento, jardinería... Algunas cuentan incluso con servicios de peluquería.


Como vemos, hay que abandonar la antigua idea de que las residencias para la tercera edad son un lugar negativo. De hecho, suponen una oportunidad para socializar y mantenerse activo, y estas son grandes ventajas.
Por otra parte, es obligatorio firmar un contrato antes de ingresar en la residencia. En este documento se especifican los servicios e indica las obligaciones y derechos de cada una de las partes.

Es importante que revises y estudies este documento en casa, porque suele ser largo y contener mucha información. Ten en cuenta que, aunque te hemos hablado de los servicios más habituales, puede que la residencia que estés valorando no los posea todos, o no de la misma forma.
Pero la cantidad de servicios no es lo único que determina el precio de la residencia.

Muchas veces el precio va ligado al grado de dependencia de los residentes. De hecho, antes de firmar el contrato es necesario calcular el grado de dependencia de la persona y cuál es nuestro límite de gasto.
Piensa que es posible que, aunque a pesar del precio que se pueda fijar inicialmente, este puede incrementarse si el estado de salud de la persona se deteriora y aumenta su dependencia. Cuánto cuesta una residencia para la tercera edad

Esperamos que este artículo haya podido resolver tus dudas y que te sea útil a la hora de elegir una residencia de ancianos.
¿Estás buscando una residencia de ancianos?
ENCUENTRA RESIDENCIAS

¿Cómo obtenemos esos precios?

Miles de personas acuden a Cronoshare cada año para completar sus proyectos personales. Hacemos un seguimiento de los presupuestos que ofrecen los profesionales, y compartimos esos datos contigo, para facilitarte la elección de un profesional.

Pide presupuesto gratis

+30k

proyectos cada mes

+700K

presupuestos enviados

+25K

profesionales enviando presupuestos