¿Cuánto cuesta reformar una habitación o dormitorio?

Rango de precios

640 € - 2.900 €

Precio medio a nivel nacional

¿Cuánto cuesta reformar una habitación o dormitorio?
500 € 640 € 2.900 € 3.200 €

Descubre el precio para reformar una habitación o dormitorio

Las habitaciones de una casa son el lugar donde descansamos y realizamos actividades de ocio. El dormitorio es una de las habitaciones en la que más tiempo pasamos a lo largo del día. No solo es nuestro acogedor nido de descanso y relajación, sino que es también un espacio al que considerar genuinamente nuestro. En este artículo te contamos cómo reformar una habitación para que puedas conseguir la habitación de tus sueños.

Calcula tu presupuesto GRATIS para reformar una habitación
Indica los m2 de la habitación y pulsa el botón 'Calcular mi presupuesto'
CALCULAR MI PRESUPUESTO
Tu presupuesto es de:
-   €
IVA incluido. Presupuesto aproximado.

¿Cuánto cuesta reformar una habitación o dormitorio?


Ya has podido ver algunas de las acciones que se pueden llevar a cabo para reformar una habitación. Ahora queremos ofrecerte un ejemplo en concreto, para que puedas hacerte una idea más o menos aproximada del precio que puede tener una reforma de este tipo, ya sea una habitación auxiliar, principal o de matrimonio.

¿Quieres saber cuánto cuesta reformar una habitación?

Vamos a ofrecer un presupuesto aproximado para la reforma de una habitación de 10 m2 en la que se quiere colocar tarima, alisar y pintar las paredes, e instalar un armario empotrado.

Actualmente el precio para llevar a cabo estas tareas podría estar entre los 640 y los 2.900 euros.


En la siguiente tabla desarrollamos este presupuesto para que puedas valorar el precio de cada una de las partidas.
Partida Precio
Tarima flotante 40 € - 600 €
Alisar y pintar paredes 100 € - 300 €
Armario empotrado 500 € - 2.000 €
Total 640 € - 2.900 €


Ahora ya sabes cuánto puede costar reformar una habitación. Si quieres averiguar el precio exacto para el proyecto que tienes en mente, puedes pedir presupuesto.
Todos precisamos de un lugar que acoja nuestra intimidad de forma natural; un lugar que se conforma como una extensión de nosotros mismos, tanto estéticamente como funcionalmente.
Si nuestra habitación no se parece a esta descripción, quizás sea el momento de comenzar con una reforma. Conseguiremos descansar mejor cuando estemos en un espacio especialmente diseñado por nosotros mismos para que nos sintamos cómodos y seguros. En definitiva, el objetivo es que nos sintamos en casa.

Cómo reformar una habitación o dormitorio


Siempre es aconsejable diseñar los dormitorios con bastante espacio. Intentar descansar en un cuarto que está repleto de utensilios y mobiliario de todo tipo puede generar cierta sensación de claustrofobia.
La libertad de movimiento es importante cuando se trata de un lugar que está destinado a eliminar el estrés de nuestra vida diaria.
No obstante, incluso si no dispones de mucho espacio, hay ciertos trucos que pueden ayudarte a disfrutar de tu habitación y sacarle partido. Te los contamos a continuación.
Cómo reformar un dormitorio

¿Quieres reformar tu dormitorio?
PIDE PRESUPUESTO GRATIS



Iluminación


Si tenemos la suerte de contar con ventanas en el dormitorio, lo mejor que podemos hacer es aprovechar la luz natural. No solo será beneficioso en cuanto al ahorro de energía, sino que también ayudará a crear una imagen más acogedora. Por supuesto, deberemos escoger cortinas que permitan el paso de la luz.

En el caso de que el dormitorio no disponga de luz natural, es posible encontrar soluciones. Una de las que proponemos es que el tabique que separa el dormitorio del pasillo sea sustituido por bloques de vidrio. Estos bloques permiten conservar la intimidad pero también dejan pasar la luz, consiguiendo además un aspecto diferente y muy moderno.

Por otra parte, también tenemos que tener en cuenta la iluminación artificial. En relación a esto, las posibilidades son muy variadas. Por ejemplo, puedes instalar un regulador, luces giratorias, lámparas de pared, iluminación indirecta, lámparas de techo sobre el centro de la cama, etc.
También podemos crear un efecto relajante de luces gracias a un falso techo. En concreto, un falso techo puede ayudar a instalar pequeñas luces que creen un efecto cielo en la habitación. Si dejas esas luces encendidas, que no tienen demasiada potencia y solo brillan suavemente, será lo más parecido a estar tumbado de noche en una playa bajo un cielo estrellado.

Si se trata de un dormitorio principal, deberíamos contar con una llave de luz a ambos lados de la cama. Y lo mismo ocurre con los enchufes.

Además quedaría decidir si queremos tener toma de teléfono o antena de TV o radio, así como el lugar en el que queremos ubicar los correspondientes dispositivos para posicionar los enchufes en el lugar preciso.

Reformar un dormitorio

Paredes y suelos


La estética de nuestra habitación va a depender en gran medida de la decoración de las paredes y el suelo. Vamos a ver qué opciones están más de moda a la hora de reformar un dormitorio.

Paredes


Hoy en día es posible escoger entre diversas alternativas para decorar nuestras paredes. Te contamos cuáles son las opciones más populares:

  • Pintura: La pintura que escojamos puede influir en la atmósfera de nuestro dormitorio. Por ejemplo, la pintura blanca suele usarse para transmitir vitalidad y favorecer la iluminación. Conseguimos de esta forma que parezca más espacioso y desahogado. Es mejor evitar colores oscuros y demasiado vivos, aunque si andas buscando un resultado más moderno, te puede interesar el contraste de colores.
  • Ladrillo vista: Una opción a tener en cuenta es la pared de ladrillo vista. Es perfecta si te gusta el estilo industrial. Además no es necesario invertir mucho dinero.
  • Papel pintado: El papel pintado parece no pasar de moda. Es otra de las posibilidades que podemos plantearnos para renovar las paredes. Es un material versátil y que dispone de muchos diseños diferentes para que puedas conseguir una combinación única.


A continuación ofrecemos una tabla con algunos precios aproximados para los revestimientos de paredes que hemos mencionado:
Tipo de revestimiento Precio*
Pintura 4 €/m2 - 6 €/m2
Ladrillo vista 30 €/m2 - 45 €/m2
Papel pintado 12 €/m2 - 20 €/m2
*El precio puede variar en función de la calidad de los materiales.

Suelos


Como ocurría con las paredes, los suelos nos ofrecen múltiples posibilidades en cuanto a materiales y decoración:

  • Tarima flotante: Los suelos de tarima flotante laminada son baratos y muy adecuados para dormitorios ya que resultan cálidos y lucidos. Pueden imitar a la madera o también realizarse en diferentes tonos y colores. Para las habitaciones están muy de moda los tonos blancos rotos o los más modernos grises. Pero existen suelos laminados con todo tipo de diseños, incluso sin ser las clásicas tarimas, pudiendo optarse por suelos laminados que imitan a materiales nobles como el mármol.
  • Madera: La madera siempre es una elección perfecta en lo que respecta a la decoración. Si ya tienes este tipo de suelo y quieres renovarlo, puedes pintarlo para darle una nueva imagen.
  • Revestimiento de vinilo: Este tipo de suelo garantiza un acabado uniforme y además son fáciles de instalar y de mantener. A todo esto quedaría añadir su precio económico y la gran variedad de diseños que puedes encontrar en el mercado.
  • Cerámica o piedra: Esta es una de las opciones más sofisticadas. Quizás su precio sea algo más elevado, pero lo compensa con su durabilidad.


Como hemos hecho con los revestimientos para paredes, queremos ofrecerte algunos precios para los tipos de suelo que hemos indicado:

Tipo de suelo Precio*
Tarima flotante 4 €/m2 - 60 €/m2
Madera 30 €/m2 - 80 €/m2
Revestimiento de vinilo 5 €/m2 - 60 €/m2
Cerámica o piedra 20 €/m2 - 60 €/m2

*Ocurre lo mismo que con los materiales para revestir paredes.

¿Quieres saber cuánto costaría reformar tu habitación con unos materiales en concreto? Pide presupuesto para recibir hasta cuatro ofertas distintas.

Ideas para reformar un dormitorio

Almacenaje


Uno de los aspectos clave para conseguir el dormitorio perfecto tiene que ver con el almacenaje. Es importante contar con muebles que nos permitan mantener un cierto nivel de organización y comodidad.

Hay quien duda entre adquirir un armario o hacer un vestidor. Algunos dormitorios, por su forma, piden un armario, ya que tienen el hueco para poner o bien un mueble prefabricado o bien uno de obra. Otras habitaciones, en cambio, tienen bastante fondo y permiten crear un vestidor jugando con el espacio.
Para conseguir un vestidor no es necesario levantar un tabique; este puede quedar separado de la habitación de otras maneras. Por ejemplo, con una estantería de obra que, bien situada, dé juego en la habitación y también en el interior del vestidor.
Si tienes una habitación italiana, esto es mucho más sencillo. Se trata de estancias dobles, a menudo separadas por un arco y en la que una de las estancias tiene ventanas mientras que la otra es interior y aprovecha la luz y la ventilación de la primera.

En estos casos, la habitación exterior es un excelente lugar para instalar el dormitorio mientras que el cuarto interior, que se puede separar con cortinas o con una puerta corredera y que generalmente es más pequeño, es un espacio perfecto para construir un buen vestidor con todas las comodidades.

Ideas para reformar un dormitorio o habitación


Ya hemos podido ver los aspectos clave que debemos tener en cuenta cuando queremos reformar un dormitorio. Sin embargo, muchas veces no es sencillo saber qué tipo de estancia queremos conseguir.
¿Tienes dudas sobre cómo decorar tu dormitorio? Vamos a darte algunas ideas para ayudarte en esta tarea. Cómo reformar una habitación

Decora tu dormitorio con estilo


Ya hemos hablado de la importancia de la iluminación y la elección de las cortinas. No obstante, siempre podemos cambiar las cortinas por estores. Además de conseguir un toque fresco y diferente, conseguirás que la habitación parezca más grande.
Los estores puedes encargarlos a medida pero, si necesitas ahorrar algo de dinero, también puedes comprarlos hechos. Hoy en día existen muchos modelos para escoger y es fácil encajarlos en las medidas más convencionales de ventanas.

También podemos conseguir que el espacio parezca más amplio ayudándonos de espejos. Si los colocamos en lugares estratégicos, lograremos que la estancia parezca más grande.
Sea como sea, la cama siempre es la protagonista de cualquier dormitorio. En relación a esto, los cabeceros de obra son muy populares y pueden salir muy económicos, sobre todo si hacemos que incorporen un espacio que sustituya a las mesitas de noche.
Realizados en pladur o en escayola, se pueden pintar para conseguir el efecto que más nos guste. Y también pueden incluir luces para lograr diferentes efectos de iluminación, haciendo que unas apunten directamente a la cama para poder leer y otras hacia el techo, para conseguir una iluminación tenue que invite a la relajación y a la intimidad. Por si fuera poco, el pladur es un material que se puede utilizar para dividir estancias. Si tienes interés, mira cuando cuesta dividir una habitación con pladur.

En cuanto al mobiliario, si la prioridad es aprovechar bien el espacio podemos encargar muebles a medida. Y también podemos renovar el ambiente sin necesidad de entrar en reformas renovando el resto de muebles así como las colchas, los cojines, etc.

¿Quieres reformar tu dormitorio?
PIDE PRESUPUESTO



Busca el estilo que mejor te defina


Para terminar, queremos ofrecerte algo de información sobre algunos de los estilos que es posible escoger para un dormitorio. Escojamos la decoración que escojamos, es importante que obedezca a un estilo determinado para conseguir una sensación de armonía.
En ocasiones esto no es sencillo. Por eso te contamos cómo reformar tu dormitorio en función de varios estilos muy populares actualmente.

Dormitorio retro


Para conseguir una estética retro en tu dormitorio puedes, por ejemplo, adquirir una cama con dosel.
Si quieres un dosel, añádele cortinas para que tenga el toque clásico y romántico de los dormitorios retro más bonitos. Procura que las cortinas sean ligeras, tipo mosquitero, para evitar que sea una decoración muy pesada.
En cuanto a las paredes, las pinturas degradadas pueden encajar muy bien si quieres conseguir un ambiente retro.

Dormitorio minimalista


Este es otro estilo muy utilizado a la hora de reformar un dormitorio. Si quieres que tu dormitorio siga esta tendencia, debes conseguir ambientes despejados. Por ejemplo, centrarte en mantener el mobiliario básico, evitar recargar las paredes con decoración, etc.
Los muebles deben ser simples y de líneas rectas, evitando en la medida de lo posible los adornos. Un ejemplo podría ser evitar llenar de cojines la cama.
Es conveniente que también se cuide la iluminación. Si quieres poner cortinas, es recomendable que sean muy sencillas.

Consejos para reformar un dormitorio

Dormitorio moderno


Al igual que ocurría con el estilo minimalista, un dormitorio moderno debe incluir muebles con líneas rectas y huir de la excesiva ornamentación.
En cuanto a los colores, lo mejor es optar por tonos claros, aunque se pueden introducir otros más intensos en algunos detalles.

Dormitorio rústico


Si tu favorito es el estilo rústico, escoge materiales naturales. La madera es, sin duda, uno de los materiales más utilizados en los dormitorios rústicos, así como los tejidos naturales (lino, lana, algodón, etc.).
Para completar la decoración, puedes añadir una estufa o chimenea.

Estilo industrial


Esta es otra de la tendencias en lo que se refiere a decoración de dormitorios. Su objetivo es imitar la arquitectura de la industria.
Algunas características de este estilo son las paredes en ladrillo visto, las tuberías e instalaciones a la vista y los tonos oscuros.

Estilo clásico


Si quieres que tu dormitorio se caracterice por su elegancia, nuestro consejo es que te decidas por un estilo clásico.
Hay muchas formas de reformar una habitación con este estilo. Puedes empezar por escoger tonos claros y crema para las paredes, y contrastarlos después con un mobiliario más oscuro.
La madera es un material predominante en este estilo y los muebles deben tener una esencia conservadora.

Estilo japonés


Para terminar, si se quiere un dormitorio estilo japonés, se utilizará una cama de tatami. Estas estructuras son algo intermedio entre el tatami clásico (muy fino y que puede resultar incómodo) y la cama tradicional occidental. Sobre ella irá situado el futón.

Un dormitorio japonés que se precie debe contar con una puerta corredera al más puro estilo oriental. Los diseños japoneses clásicos, muy similares a los biombos, combinan madera con pequeños cuadrados huecos que se pueden rellenar con tela decorada o con cristal opaco para dar una mayor intimidad a la habitación aislándola del ruido.
Este mismo panel debe de ser el que se utilice en las puertas de los armarios empotrados, o en la interior del baño o de la terraza si se da el caso. Modificar el diseño de las ventanas no es viable en muchos casos, por lo que se aconseja utilizar estores con motivos orientales para no romper la línea de la habitación.
En cuanto a los suelos, para este tipo de dormitorios la madera es el material más aconsejable. Aunque, en su defecto, la tarima flotante es también adecuada.

¿Quieres reformar tu dormitorio?
PIDE PRESUPUESTO


¿Cómo obtenemos esos precios?

Miles de personas acuden a Cronoshare cada año para completar sus proyectos personales. Hacemos un seguimiento de los presupuestos que ofrecen los profesionales, y compartimos esos datos contigo, para facilitarte la elección de un profesional.

Pide presupuesto gratis

+30k

proyectos cada mes

+700K

presupuestos enviados

+25K

profesionales enviando presupuestos