Inteligencia interpersonal e intrapersonal: Diferencias

Según la teoría de las inteligencias múltiples del psicólogo Howard Gardner (1983), una persona no es poco, mucho o nada inteligente, sino que es más talentoso en una inteligencia o varias. Pues de esas diversas inteligencias, podemos distinguir la interpersonal y la intrapersonal. ¿Cuáles son las diferencias entre estos dos tipos de inteligencias? En este artículo te mostramos en qué consisten y en qué se diferencian.

Índice

Inteligencia intrapersonal


La inteligencia intrapersonal es aquella que determina la capacidad de identificar, entender y procesar nuestras propias emociones. Al tener desarrollada este tipo de inteligencia, se es capaz de reconocer, comprender y gestionar las emociones propias para cualquier ámbito de la vida (por ejemplo, en el ámbito laboral con un buen liderazgo emocional).

¿Cómo son las personas con una inteligencia intrapersonal elevada?

  • Tienen autocontrol y regulación emocional.
  • Estabilidad y equilibrio emocional.
  • Autocomprensión y autocompasión.
  • Autoestima elevada, resiliencia.
También cuentan con un amplio y variado vocabulario de emociones.

¿Cómo desarrollar la inteligencia intrapersonal?


A través de la meditación o el mindfulness. Además de situarnos en un presente, nos hace ser conscientes de nuestras emociones, recibirlas, comprenderlas y aceptarlas, siendo meros observadores sin juicios de valor.

Diferencias entre inteligencia intrapersonal e inteligencia interpersonal

Inteligencia interpersonal


Por otro lado, está la inteligencia interpersonal, que es la que nos hace comprender las emociones de los demás y, por tanto, ser capaces de interactuar y tener mejores relaciones. En este tipo de inteligencia la empatía es el punto fuerte, gracias a ello nos ponemos en el lugar de la otra persona, comprendemos sus emociones y sentimientos y actuamos en consecuencia.

¿Cómo son las personas con una inteligencia interpersonal elevada?

  • Por supuesto, son empáticas.
  • Por tanto, entienden las emociones del otro.
  • Practican la escucha activa.
  • La capacidad de interactuar con otras personas.

¿Cómo desarrollar la inteligencia interpersonal?


Se puede aprender a ser empáticos y a escuchar de manera activa a través de ejercicios que impliquen ponerse en el lugar del otro, como, por ejemplo, ejercicios de role playing, que es una técnica de dinámica de grupo (también llamada simulación o juegos de roles). Algunos ejemplos de ello podrían ser:
  1. La técnica del semáforo: esta técnica es muy útil para aprender a identificar las emociones (propias y de los demás) haciendo uso de un semáforo y con ello, también se aprende a controlarlas. Además, esta técnica trabaja la relajación para controlar las emociones con ejercicios de respiración o anotando del 1 al 10 cómo se siente uno y contrastándolo con un termómetro de emociones.
  2. Diario de gratitud: es una herramienta que nos permite hacer conscientes todas esas cosas buenas que normalmente damos por sentado. De esta manera logramos centrarnos en los aspectos positivos, en vez de focalizarnos en los errores o los problemas.
  3. Habilidades sociales y resolución de conflictos: se realizan juegos para conseguir que las personas entiendan que a la hora de comunicarse entre sí, es posible que de una misma información, en función de la escucha y la comprensión del mensaje, se pueda llegar a interpretar de una manera u otra. Esto es fundamental a la hora de aprender a comunicarse de manera positiva y comprensiva, sin llegar a criticar al otro. Mediante la comunicación y escucha activa se resuelven conflictos de una manera adecuada; poniendo en común, opiniones, respetándolas y tratando de alcanzar un acuerdo por ambas partes.
Las dos son igualmente necesarias. No tendría mucho sentido desarrollar tan solo uno de ellas, es decir, sería contradictorio ser conscientes de nuestras propias emociones y no de las de los demás o viceversa. Por ejemplo, es complicado que una persona empática, que comprende, ayuda, comunica y lidera a otros, no sea capaz de conocer, comprender o controlar su yo interior.

En definitiva, tal y como en cualquier ámbito de nuestra vida, encontrar un equilibrio entre ambas inteligencias es la clave.
Tal vez te interese medir tu IE con este test.
¿Te gustaría encontrar el equilibrio entre la inteligencia intrapersonal e interpersonal?
PIDE PRECIO GRATIS AQUÍ

Volver al principio
¿Necesitas presupuestos para Psicólogos?

Recibe hasta 4 presupuestos gratis y sin compromiso.

Pide presupuestos gratis